sábado, 2 de febrero de 2008

Blogs o el espectáculo del yo

Esta época espera que cada hombre y cada mujer,
cada niño y cada anciano, sean ricos o pobres, se
transformen en "emisores". ¿De qué? Carece de
relevancia, puesto que la experiencia del mundo
se ha vuelto definitivamente fugaz.

Pues parece que si...